Atmabhava 5 Ganesha 1201x367

Cantado a menudo durante Navaratri (los nueve días de adoración de los meses de abril y octubre), el Devi Mahatmya o Durga Saptashati es un libro único en el mundo. Es la base y la raíz de la tradición Shakta. Se cree que su lectura otorga lo que uno desea. Una poderosa reserva de mantras desde el principio hasta el final, cada verso de este texto es una fuerza dinámica.

El Devi Mahatmaya describe cómo Devi asume muchos aspectos, según las tareas que debe realizar, a veces dulce y tierna, y otras terrible y devoradora. Devi es el poder engañoso que ata al hombre a la rueda del samsara, que se mueve implacablemente; engaña incluso al más sabio de los hombres. Sin embargo, es ella quien otorga la liberación al devoto que la complace. En aras de la continuidad de su juego divino, ella, como avidya-maya, nos ha velado la verdad y nos ha atado al samsara.

El concepto o la idea de Dios cambia con la madurez de la mente humana. Los antiguos decían que la realidad superior podía experimentarse de dos formas: como nirakara, sin forma, sin nombre, atemporal y sin atributos, y como sakara, con atributos, formas, nombres e identidades. Dios con y sin forma fue aceptado. El razonamiento detrás de esto fue simple, puro e inocente. Si eres capaz de darte cuenta de la naturaleza sutil de la realidad, entonces ese es tu logro y realización de la divinidad. Sin embargo, dado que no puedes darle una forma, una forma y una identidad, es nirakara.

Hari Om y una cálida bienvenida a todos ustedes.

Nos hemos reunido hoy aquí para una sadhana vespertina especial. ¿Han notado cómo está cambiando el tiempo? Las mañanas son más frescas. El sol no es tan fuerte. Hay frescura en el aire. Se está volviendo agradable. ¿Sabes por qué está pasando todo esto? No. Entonces déjame que te lo cuente.

Como sabes los planetas, las estrellas, las cosas en el aire siempre se mueven y cambian. Cada vez que cambian crean un patrón de energía diferente. Desde hoy los nueve planetas están haciendo una formación que produce una energía propicia para la sadhana y el crecimiento espiritual. Y estos nueve planetas permanecerán en esta formación durante nueve días.

Yo te serviré, te guiaré y te llevaré a tu meta paso a paso.

Una persona solo puede aprender de otra persona y, por lo tanto, el Poder Supremo enseña a través de un cuerpo humano. En tu gurú tienes tu ideal humano de perfección. Es un patrón en el que deseas moldearte. Tu mente se convencerá fácilmente de que un alma tan grande es digna de ser adorada y reverenciada.

El deseo de buscar ayuda, buscar la luz y mirar hacia los poderes superiores es innato en todos los seres. La incapacidad para alcanzar el ideal de las aspiraciones que brotan del corazón del discípulo, la angustia que acompaña a tal incapacidad y el conocimiento de la existencia de poderes superiores, obliga al individuo a refugiarse bajo los que están dotados de la capacidad de elevarlos a niveles más altos. El mundo es un dramático escenario de dependencia de unos seres hacia otros que pueden suplir lo que les falta. El amor por lo espiritual significa el anhelo de alcanzar lo más alto, de llegar a ser perfecto, y esto no es fácil para todos los que lo desean. Por lo tanto, se encuentra refugio bajo la guía de visionarios y sabios. Son los gurús y maestros quienes enseñan la verdad y derraman conciencia de Dios sobre todos.

El gurú es tu ascensor eléctrico. Él te eleva a la cima de la perfección.

Difícilmente se puede encontrar en este mundo una persona más amorosa, benigna, graciosa y querida que el verdadero maestro.

La fuerza vinculante entre el gurú y el discípulo debe ser el amor puro.

La compañía del gurú es una cuestión de oferta y demanda. Si hay una demanda sincera, el suministro vendrá de inmediato; esta es una ley inexorable de la naturaleza.

El Darshan del gurú elimina toda la oscuridad y da una inmensa alegría.

Un discípulo considera las acciones; el gurú sopesa las intenciones y los motivos.

No actúes según los dictados de tu mente inferior. Actúa de acuerdo con las palabras de tu gurú.

Bienvenidos a las celebraciones de Gurú Purnima en Ganga Darshan Vishwa Yogapeeth, Munger.

Durante los últimos dos años la humanidad ha estado enfrentando una crisis y pandemia global. Todos hemos enfrentado las dificultades y problemas asociados a ellas. En estos dos años parece que se hubiera oprimido el botón de pausa en nuestras vidas, y este botón de pausa ha dado lugar a pesimismo acerca del futuro. El optimismo ha sido reemplazado por el pesimismo. Entonces, una pregunta viene a la mente: “¿Qué puede hacer uno?” Y hoy obtendremos la respuesta.

Hoy es Gurú Purnima y hoy es 24 de julio de 2021. Julio es el séptimo mes y en época de pandemia y crisis, Gurú Purnima ha venido a anunciar que las puertas del Gurú están siempre abiertas, 24/7, las 24 horas, los 7 días de la semana. Cuando venimos al encuentro con el Gurú, venimos con la esperanza de que seremos capaces de superar nuestras limitaciones y dificultades, y lograr algo en la vida. Todo el mundo tiene ese pensamiento en mente. Cuando acudes al Gurú, recuerda que vas a recibir algo muy específico.

El Señor Krishna declara en el Bhagavad Gita que el Ser Supremo es la fuente de toda la existencia, y se refiere alegóricamente a este universo fenomenal como si fuera un árbol invertido cuyas raíces están en Para Brahman, y cuyas ramas extendidas y follaje constituyen todas las cosas y factores que componen esta vasta variedad de fenómenos creados.

Se trata de un "Árbol" muy misterioso que es muy difícil de comprender, ya que es un producto de Su inescrutable poder de Maya: y de ahí que tenga una maravillosa apariencia aparente sin tener una realidad real. Aquel que comprende plenamente la naturaleza de este Árbol del Samsara va más allá de Maya. Estar apegado a él es estar atrapado en él. La manera más segura de "cortar" este Samsara es mediante el excelente arma del no apego y del desapasionamiento.

 

Puedes reconocer a otra persona, sonreír y decir: "Buenos días. ¿Cómo estás?" o puedes ignorarla y seguir caminando con cara de mal humor. Esto indica si eres humilde o arrogante. Si eres arrogante, prepárate para recibir el resultado de tu arrogancia, de personas que no aceptarán tu arrogancia. Así es como se crean los conflictos.

Swami Sivananda dice en su autobiografía que, como norma en su vida, siempre decía "Om" a cualquier persona que veía. Cuando caminaba por la calle, saludaba a todo el mundo con "Om". A cada hombre, mujer o animal que veía en el camino, le hacía una reverencia mental. Esa era su conciencia y su actitud, que expresaba humildad y no dureza o arrogancia. Esa era su inspiración. No era un concepto intelectual; era una inspiración que él vivía, y qué hermosa forma de vivir era.